21 de septiembre de 2017

EL HOMBRE QUE SE LEVANTA YA parte 1.







Hombre, dícese ser varón y hembra, a ustedes mis hermanos hoy les escribo como ser que se está levantando para decirles que es tiempo de despertar de ese sueño profundo en cual estamos sucumbidos desde aquella llegada de la organización extraterrena del dragón, anunciado en apocalipsis 12: 7-9 “Después hubo una gran batalla en cielo; MIGUEL y sus ángeles luchaban con el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, se hace llamar diablo o satanás, el cual ENGAÑABA al mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles fueron arrojados con él”.

Pero, ¿Despertar a qué? Sería su interrogante, y en respuesta le diría que, despertar a ese sistema de dominio que por muchos millones de años se nos ha presentado como nuestra vida, no siéndola, porque qué sentido tiene una vida donde tu mayor tiempo es dedicado a formas que no tienen un crecimiento espiritual, sino al enriquecimiento material. 

Ese mismo Tiempo regido por 365 días al año, de los cuales es la misma cifra de ángeles caídos a este planeta, tiempo de 24 horas que sumados (2+4) nos muestra el primer seis de tres, tiempo que contiene 60 minutos que sumado (6+0) nos resulta el segundo seis, y tiempo que para tener un minutos es de 60 segundos que nos da el tercer seis; Entonces vivimos en el Tiempo del 666, de aquella marca que también apocalipsis 13: 13-18 nos habla y que en apocalipsis 16:2 nos confirma sobre los hombres que tenían la marca de la bestia y que adoraban su IMAGEN; Imagen sustentada en DANIEL, cuando después de un sueño del Rey Nabucodonosor éste le revelo que había soñado con una imagen de una estatua con cabeza de oro fino, su pecho era de plata, vientre y muslos de bronce, piernas de hierro y pies de hierro mezclado con barro cocido, y Éste Rey construyó una estatua de  sesenta codos de alto y sesenta codos de anchura, imagen que el hombre hoy en dia guarda en su paquete mental y físico como esos 4 poderes de manipulación que nos hacen vestir y pensar en la marca de la bestia que nos tiene casi al borde del abismo. 

Cuatro poderes, siendo la cabeza de oro ese poder económico del cual si no manejas no puedes comprar ni vender, no puedes vestirte y si no eres del campo no podrás alimentarte, te hace ver sueños de grandes casas, ciudades, automóviles o vehículos, grandes viajes, en fin. Pecho de plata, representada en el poder Religioso el cual por mucho tiempo nos ha tenido divididos y adorando dioses paganos y no llegando a la verdadera espiritualidad del ser, porque esta no se construye de diezmos, ni mantras, ni persignándose, ni arrodillándose. Vientre y muslo de bronce, siendo ese poder que nos ata por la cintura para que tu cuerpo quede inestable y pueda ser fácil de controlar y de dominar como el poder político que nos muestra multicolores formas de embellecer y que solo y con el trascurso del tiempo nos entierra más a un fondo, sin fondo, para regirnos como a ellos les complazca y tomar posesiones que por ley pertecen a aquella persona nacida en ese pueblo, nos roban el petróleo, nos hacen pagar el agua que el planeta nos regala, solo falta que nos hagan pagar la luz que nuestro amado hermano SOL nos brinda. Piernas de hierro, fuertes como el poder militar que nos nada más que el respaldador oficial de los tres poderes anteriores y sus pies de hierro y barro cocido como esos medios de comunicación que disfrazan todo para que estos 4 poderes puedan ser. 

Entonces tu hermano es hora y es el tiempo de la reflexión, del cambio de pensamiento, de ese paquete mental que tenemos que esos 4 poderes controlan nuestras emociones, controlan nuestro ser y nuestro andar, es tiempo de levantarnos, de salirnos de esa burbuja que solo por tiempo nos han engañado haciéndonos creer que es nuestra vida y que Jesús ese mismo nazareno que vino al mundo a traer un mensaje nos demostró que nosotros somos los que vivimos así como el vivió su pasión y muerte, porque estamos muertos en la cruz de los 4 poderes, y porque desde pequeños caemos, como cayó por primera vez cuando llevaba esa cruz, y luego cuando somos adolescentes volvemos a caer, para al final caer a unos pocos pasos de la muerte sin pasar sin pena ni gloria por este hermoso planeta y sin saber muchas veces ¿cuál es nuestro propósito existencial?, ¿cuál es nuestro designio cómo ser?.


Es momento de vivir en el tiempo de nuestro corazón, de nuestros pulsares y alejarnos definitivamente del tiempo de la matrix o de aquella organización que por millones de año nos ha robado nuestra verdadera esencia, el ser un HOMBRE UNIVERSAL y no un simple mortal.

Barranquilla 21 septiembre 2017.
REDACTOR: JORGE MIGUEL ISAACS